El laboratorio social para construir un futuro sostenible

La Federación Andaluza de Marketing organiza una jornada para ayudar a crear modelos de negocio sostenibles siguiendo los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU | La iniciativa tendrá lugar el próximo 3 de marzo, a las 18:00h, a través de Zoom

El futuro será sostenible o no será. Más allá de ser la opinión generalizada de la comunidad científica, es también una sensación que el conjunto de la sociedad ha venido interiorizando durante los últimos años. Tenemos que cambiar cómo producimos y cómo consumismos para paliar los efectos del cambio climático, que tendrán un profundo impacto en cada faceta de nuestra vida. Eso pasa por innovar, por emprender y abrazar los Objetivos de Desarrollo Sostenible promovidos por la ONU como un marco de referencia, precisamente, para iniciativas como el Laboratorio Social de Emprendimiento Sostenible que pone en marcha la Federación Andaluza de Marketing y en la que también colabora la UGR.

Dirigido especialmente a la comunidad universitaria, este laboratorio tendrá su primer encuentro el próximo miércoles 3 de marzo, en una cita que tendrá dinámicas muy ágiles y participativas, orientadas a involucrar a los jóvenes en los retos mundiales y a darles respuesta a través del emprendimiento con propósitos sociales y rentables.

De emprendimiento, innovación, sostenibilidad y oportunidades de negocio hablamos con Lola Pelayo, vocal y coordinadora de la comisión RSC de la FAM, y con Mª de Mar Fuentes, directora de Emprendimiento del Vicerrectorado de Política Institucional y Planificación de la UGR.

CMG: Por el cartel del evento veo que, más allá de la teoría, buscan también abordar de manera práctica el emprendimiento. ¿De qué manera?

Lola Pelayo: Hasta ahora, las ONG, los Estados del mundo y muchísimas personas ya concienciadas con sus conductas individuales no han sido capaces de avanzar al ritmo que el mundo necesita para resolver los retos pendientes y bien identificados en los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Con el Laboratorio social queremos inspirar e impulsar un emprendimiento consciente y con propósito, que asuma su papel en todos los ODS. Eso significa inspirar iniciativas de negocio cuyo propósito esté basado en el compromiso, con un profundo conocimiento de su realidad más cercana, en las que ganar dinero sea una consecuencia y cuyo sentido último sea dar una respuesta a alguna de las necesidades que identifican en su entorno, ya sea social, ambiental o económico.

CMG: Entiendo que la fase de concienciación sobre el reto que plantea el Cambio Climático ya está superada, ¿no? ¿En qué momento estamos ahora?

Lola Pelayo: Es el momento de la acción, sin duda. António Guterres, el secretario general de las Organización de las Naciones Unidas, lo ha marcado claramente dándole a esta década precisamente ese nombre, la década de la acción. Pero entendemos que debe ser desde la perspectiva anterior, es decir, la acción coordinada de personas, gobiernos, ONG y empresas de todo el mundo con un faro común que pueden ser, perfectamente, las 169 metas de los 17 ODS. El momento es el de hacer, pero sin dejar de sensibilizar y decir, porque la especie humana lleva mal el hecho de tomar conciencia y recordar cosas que sucederán más allá de su propia vida. Nada está del todo superado nunca.

CMG: La sostenibilidad es transversal a toda la actividad humana. ¿Qué áreas son las que presentan mayores oportunidades para el emprendimiento?

Lola Pelayo: Las oportunidades ambientales son muchas, y también muy urgentes. Es muy interesante el movimiento internacional que se está produciendo con la investigación y la innovación tecnológica, tanto pública como privada, porque arroja constantes avances y descubrimientos para resolver o mejorar problemas ecológicos. Se está transformando la forma de producir y también la forma de consumir y, poco a poco, quizás demasiado poco a poco, evolucionamos de la economía lineal (aquella de producir, usar y tirar) a otra economía circular en la que buscamos emular a la naturaleza, donde los residuos no se acumulan sino que se transforman.

Y todo ese movimiento necesita también el acompañamiento de iniciativas en el ámbito social. Es, de hecho, ahí, en lo social, donde las oportunidades quizás sean más numerosas. Porque a las iniciativas de negocio necesarias para acompañar la evolución del sistema económico, se unen las que se necesitan para resolver los desajustes económicos y sociales que nuestro estilo de vida provoca. La soledad, el acceso a la educación, la igualdad de oportunidades, los conflictos… El límite no existe, porque la creatividad humana no tiene límites para dar respuesta a las necesidades del mundo. Eso es lo más esperanzador.

La creatividad humana no tiene límites para dar respuesta a las necesidades del mundo

Lola Pelayo

CMG: ¿Cuál es el perfil del emprendedor en sostenibilidad?

Mª de Mar Fuentes: Son auténticos líderes de cambio, más allá de poder establecer un perfil determinado.  Un emprendedor o emprendedora en sostenibilidad se caracteriza por su alto compromiso y conciencia sobre la necesidad de impactar social y medioambientalmente. Son personas que, ante todo, buscan que sus productos o servicios ayuden a transformar su entorno, preservar y regenerar el medioambiente, o innovar socialmente.

CMG: ¿Cuáles son los principales miedos o dudas que tiene un alumno que quiere emprender?

Mª de Mar Fuentes: No detecto tanto el miedo como la dificultad del acceso a los recursos que son básicos para su negocio. Por un lado, hay un gran porcentaje de ellos que no han tenido ninguna experiencia profesional previa, por tanto, carecen de contactos y de conocimiento del sector, y también de recursos financieros para empezar la actividad. Esto puede suponer una barrera importante, por un lado, por la inseguridad que les genera el saber si su idea o proyecto podrá tener éxito, por otro, porque les supone un coste de oportunidad importante frente a otras opciones profesionales donde adquirir experiencia que no les exigen el mismo compromiso y riesgo que una actividad empresarial. También hay que unirle a esto su falta de formación empresarial, en el caso de no haber estudiado grados vinculados a la dirección y administración de empresas.

CMG: ¿A qué barreras se enfrenta un joven cuando decide emprender, especialmente en el área del a sostenibilidad?

Mª de Mar Fuentes: Además de la juventud, y de las de las barreras señaladas, hay otras contextuales, como la débil cultura emprendedora más favorable a otro tipo de opciones profesionales. En el caso de los emprendedores sostenibles es de vital importancia el contexto social, puesto que la sociedad es la que marca las pautas de los comportamientos sostenibles o no, y de cómo los mismos se traducen en clientes que apuestan o no por la sostenibilidad. Si bien cada vez más los consumidores valoran que el producto o servicio sea sostenible en su sentido más amplio (social y medioambiental), también es cierto que, en muchos casos, se tratan de productos innovadores, menos habituales e incluso de mayor coste.


No detecto tanto el miedo como la dificultad del acceso a los recursos que son básicos para su negocio

Mª de Mar Fuentes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba

Usamos cookies para ofrecerle una mejor experiencia. Antes de navegar por nuestro sitio debe leer y aceptar nuestra política de privacidad.